Adelgazar, pintarse el cabello y verse mas viejo, fueron algunas de las cosas que el actor Kuno Becker tuvo que hacer para dar vida a un arquitecto secuestrado en Espacio Interior, filme que se estrena el próximo viernes y con el cual desea poner su granito de arena en la lucha contra la inseguridad en el país.
"Yo creo que no hay un mexicano que no haya sido afectado por la violencia , la violencia ha cambiado a este país y a mucha gente, lo mas grave todo no es la violencia sino la costumbre que tenemos a ella, eso es mas grave por que la gente piensa que así es la vida", añadió Becker en conferencia de prensa.
El actor aseguró que le desampara mucho ver la situación por la que atraviesa el país, por eso desea que con este filme el espectador retome la problemática que se vive y de la que aseguró "el mexicano ya no quiere hablar".
Añadió que aunque la cinta aborda un tema polémico y fuerte, la forma en la que se aborda es inspiracional y alentadora, por lo que el espectador saldrá satisfecho después de ver el filme.
"Podría ser una película de denuncia, pero la forma en la que se aborda el tema de lucha y de cómo un personaje en una situación difícil sale adelante es lo que la hace diferente, es muy refrescante, vivimos en una sociedad viciada y acostumbrada a la violencia", añadió.
Para darle realismo al personaje Kuno añadió que cambio algunos rasgos físicos que el director aceptó y en el que el cambio más drástico fue bajar 14 kilos de peso.
Espacio interior es una película basada en hechos reales, en donde nos cuenta la historia de los días que permaneció secuestrado un arquitecto mexicano que sirvió de modelo para crear el personaje de Lázaro, interpretado por Kuno Becker.
Además de Becker, en el filme que se estrenará con 100 copias aparecen otros actores de la talla de Ana Serradilla, Mariana de Tavira, Hernán Mendoza, Gerardo Taracena y las actuaciones especiales de Juan Carlos Colombo y Roberto Sosa.